Requisitos para crédito hipotecario en Estados Unidos: Todo lo que debes saber

Un crédito hipotecario, se da cuando un ente financiero le hace un préstamo a un solicitante para adquirir una casa, bajo la modalidad de construcción, rehabilitación o ampliación, mediante un contrato que conviene el pago a plazos, con cierto porcentaje de interés. ¡Sigue leyendo!

credito hipotecario

Qué es un crédito hipotecario

Un préstamo hipotecario o crédito hipotecario es un crédito para la adquisición, rehabilitación o refinanciamiento de una casa. Se ahorraran muchos dólares con la escogencia de la hipoteca más adecuada a sus necesidades.

Dicho en otras palabras, la casa actúa como garantía mientras que que la hipoteca es el préstamo que le otorga el banco (prestamista) a la persona interesada (comprador), que le otorga una suma de dinero, la cual deberá devolver en un lapso determinado con intereses incluidos.

Cuando se compra una casa por medio de una hipoteca, el prestamista puede accionar en contra del comprador, tomando en posesión la casa hipotecada, si no se cumplen los pagos de las cuotas acordadas en el contrato.

Si se es extranjero y se quiere tener la opción de un crédito hipotecario lo primero que debe tener esa persona es ser visado, bien sea de turista o de trabajo.

En el caso que la compra se realice a nombre de una empresa, la hipoteca saldrá a nombre de la persona, o de varias personas en el caso de ser los dueños de la empresa.

Requisitos para crédito hipotecario en Estados Unidos

Requisitos

Los requisitos para el crédito hipotecario son:

  • El solicitante deberá cumplir con las doce (12) últimas aportaciones de forma sucesiva.
  • Tener treinta y seis (36) aportes.
  • No tener obligaciones pendientes si es representante legal de una empresa.
  • Cubrir la edad requerida, máximo 75 años de edad.
  • No poseer ningún crédito hipotecario en mora con BIES o IESS.
  • Tampoco deberá tener un crédito hipotecario vigente, adquirido bajo las mismas modalidades antes mencionadas.
  • En el mismo orden, tampoco debe tener un crédito hipotecario en trámite por vivienda terminada, por ampliación o rehabilitación, ni tampoco por vivienda en construcción.
  • No haber solicitado un préstamo o crédito hipotecario por sustitución de vivienda, ni adquisición de terreno, ni construcción de terreno, ni de un inmueble, tampoco para una vivienda terminada hipotecada.
  • Incluso no debe tener obligaciones como fiador en vigencia por Créditos Hipotecarios Voluntarios.
  • No deber ningún interés en mora de créditos con BIESS o IESS.
  • Tampoco deberá estar registrado en IESS con una enfermedad degenerativa.
  • Por último, el solicitante deberá aprobar la evaluación financiera del BIESS.

Con respecto a los documentos que debe entregar el solicitante, necesitara:

  • 1 copia de solicitud de avalúo (diligenciado por internet)
  • 2 copias a color de la cedula y papeleta de votación del titular.
  • 3 copias de la solicitud del crédito hipotecario, a través del internet.
  • Original y copia de un recibo de un servicio (luz, agua, teléfono) del mes último.
  • Anexar la constancia de matrimonio.

Recomendaciones para adquirir un crédito hipotecario

importante

Recomendamos lo siguiente antes de solicitar un crédito hipotecario:

  • Conocer las tasas de interés actual, verificando en el internet, buscando y ampliando la información en diferentes entidades bancarias.
  • Cotejar las tasas que sean hipotecas de 15, 20 y 30 años. Se pueden ahorrar muchos dólares si se elige el crédito hipotecario con el menor plazo de acuerdo a sus necesidades.
  • Solicite información a diferentes entidades bancarias. Haciendo esto podrá cerciorarse y comprobar los créditos y los plazos.
  • Indague sobre si la tasa es ajustable o fija. Si la tasa es ajustable variara mucho durante el periodo hipotecado. El aumento de los puntos porcentuales aumentara automáticamente el monto de las cuotas mensuales.
  • Pregunte por cuanto es el monto que se da como inicial.
  • En caso de requerir un seguro hipotecario. Infórmese acerca del monto total del seguro, cuánto tiempo deberá mantenerlo y cuanto es el monto extra que tendrá que pagar a la cuota periódica.
  • Cerciórese y si está interesado en pagar por adelantado que pueda hacerlo.

Tipos de hipotecas

tipos de hipoteca

Hay muchos tipos de hipotecas. Las hipotecas que se consideran las principales son: hipoteca a tasa ajustable e hipoteca a tasa fija.

1.- Hipoteca a tasa ajustable, como su misma palabra lo indica, es variable, puede subir o bajar.

  • Ventaja: Mayormente, tiene la tasa inicial más baja en comparación con la hipoteca a tasa fija.
  • Desventaja: Luego de la cuota inicial, las tasas oscilan, pueden bajar pero también subir y con ello los montos de las cuotas mensuales.

2.- Hipoteca a tasa fija: en este caso la tasa se fija y no cambia.

  • Ventaja: el monto promediado en un principio se mantiene, y la tasa de interés no varía.
  • Desventaja: Si en el mercado la tasa baja, entonces el monto de la tasa de interés podría ser una más alta.

3.- Otros tipos de hipotecas: Podrás encontrar mucha más información en la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, referente a los diferentes tipos de hipotecas aparte de las ya mencionadas.

Por ejemplo: un préstamo solo intereses, las hipotecas globo y  las líneas de crédito para la compra de una casa, entre otros.

Refinanciamiento de hipotecas

refinanciamiento hipotecario

El refinamiento tiene como finalidad cancelar una deuda a través de otro préstamo, en diferentes términos. Suele usarse comúnmente entre los dueños de vivienda.

Es decir se paga una hipoteca existente con otra que se adquiere para ello.

Existen razones para poder refinanciar:

  • Minimizar el monto mensual a pagar.
  • Usar el total neto de la casa.
  • Reducir el monto a pagar mensual y la tasa porcentual de interés.
  • Fortalecer otras deudas.

De los tipos de hipoteca existente en el mercado, y entre la hipoteca fija y la ajustable, debe considerar lo siguiente antes de tomar la decisión:

  • El tiempo estimado que desea quedarse con la vivienda.
  • Razones para refinanciar.
  • Los ingresos que posee y el estado actual del crédito.
  • El monto de la nueva hipoteca (refinanciación).
  • El total neto de la vivienda.
  • Cualquier modificación que pueda darse en pago del seguro hipotecario privado, con el valor de la vivienda.
  • Los puntos porcentuales entre ambas hipotecas, es decir la diferencia entre la tasa de interés de la hipoteca actual y la nueva que se va a adquirir.

¡Nos leemos!


Si te ha gustado este artículo sobre los Requisitos para crédito hipotecario en Estados Unidos te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario